Té de menta con miel, un excelente remedio casero para el dolor de garganta
Té de menta con miel, un excelente remedio casero para el dolor de garganta.

Llega el frío a la ciudad y con él tus recuerdos de que cada año pillas un dolor de garganta insoportable. Catarros, faringitis y amigdalitis  son algunas de las típicas enfermedades que solemos contraer en las épocas invernales. Existen diferentes tipos de remedios caseros para el dolor de garganta que pueden ser útiles para aliviar los síntomas, en función de la causa y la intensidad del dolor. Aquí te compartimos algunas de ellas.

Además de estas recetas caseras para el dolor de garganta, te recomendamos hidratar siempre la garganta para aliviar el malestar. Agua, zumos, tés o cualquier líquido puede ser útil para esto.

Debes tener en cuenta que siempre que tu garganta no se cure con estas recetas caseras debes consultar con tu médico general. Él podrá realizar un diagnóstico más preciso e indicar el tratamiento más adecuado.

Remedios caseros para el dolor de garganta: gárgaras para la inflamación

Las gárgaras son el remedio casero para el dolor de garganta más común. Ellas pueden ayudarte a eliminar las bacterias, microbios e infecciones que se alojan en tu organismo y que te producen malestar. Puedes preparar cualquiera de sus variantes:

  • con agua tibia y sal o bicarbonato de sodio: añade una cucharada de sal en un vaso de agua tibia y mezcla hasta que la sal se haya diluido por completo. Haz las gárgaras el mayor tiempo posible y luego escupe el agua.
  • con manzanilla: hierve hojas y flores de manzanilla y mantén el cazo cubierto por 15 minutos. Después pásalo por un colador y realiza tus gárgaras tratando de repetirlas 3 veces como mínimo. Te recomendamos cambiar el té cada vez que vuelvas a hacer gárgaras.
  • con vinagre: en una taza debes mezclar 4 cucharadas de agua con cuatro de vinagre. Haz tus gárgaras y no olvides de escupir luego.
  • con agua oxigenada: añade dos cucharadas en un vaso de agua, mézclalo bien y haz las gárgaras.
Remedios caseros para el dolor de garganta: gárgaras para la inflamación
Remedios caseros para el dolor de garganta: gárgaras para la inflamación

Té de menta con miel, un excelente remedio casero para el dolor de garganta

El té de menta con miel es conocido por su variedad de efectos positivos para el organismo.

Puede servir para mejorar la digestión, reducir el dolor y la inflamación, aumentar el sistema inmune y también es popular por ser uno de los remedios caseros para el dolor de garganta más efectivos.

La menta es una hierba de la naturaleza que funciona como antiespasmódico y antitusivo, es decir, reduce esa sensación de irritación que tenemos en la garganta que nos hace toser. Al relajar los músculos, alivia los síntomas que la gripe produce en la garganta.

¿Habías probado la menta entre tus remedios caseros para el dolor de garganta previamente?

Té de menta con miel, un excelente remedio casero para el dolor de garganta
Té de menta con miel, un excelente remedio casero para el dolor de garganta

Remedios caseros para el dolor de garganta: té de jengibre

El jengibre es una planta que posee un tallo muy peculiar con sabor picante. Suele ser utilizado para reemplazar la sal en las comidas o como sazonador. Pero, además, está ampliamente recomendado como uno de los tantos remedios caseros para el dolor de garganta.

Puedes encontrar jengibre en cualquier tienda o supermercado, en su versión natural o como polvo.

Para preparar el té debes cortar en pequeñas rodajas 4 centímetros de raíz de jengibre -aproximadamente- y verterlas en un cazo con 300 mililitros de agua. Déjalo hervir por un mínimo de diez minutos, aunque debes tener en cuenta que, cuanto más tiempo se cocine el té, mejor efecto obtendrás de tu preparado.

Luego de colarlo, sirve el té en una taza y tómalo suavemente. Te recomendamos no beberlo muy caliente para evitar quemaduras en la lengua y la garganta.

¡Puedes agregar limón y una cucharadita de miel!

Remedios caseros para el dolor de garganta: té de jengibre
Remedios caseros para el dolor de garganta: té de jengibre

Una compresa caliente también es un remedio casero para el dolor de garganta

Aunque no lo creas, esta puede ser una alternativa muy práctica para aliviar el dolor de garganta y disminuir el catarro. Es muy simple, solo necesitas una pequeña toalla o un paño mojado en agua tibia.

Debes enrollar la compresa alrededor de tu cuello suavemente, de forma que no dificulte la respiración. La temperatura ensanchará los vasos sanguíneos y tus músculos disminuirán la tensión.

Te recomendamos que tomes asiento en un lugar cómodo y te relajes por un momento.

Una compresa caliente también es un remedio casero para el dolor de garganta
Una compresa caliente también es un remedio casero para el dolor de garganta

Remedios caseros para el dolor de garganta: tomate una sopa de pollo

Estarás pensando que estamos locos al recomendarte una sopa de pollo entre los remedios caseros para el dolor de garganta. La respuesta es no, no lo estamos.

Esta alternativa rica y gustosa es una clásica receta de la abuela para ayudar a sentirnos mejor. Si no la tienes a ella para que te cocine, te dejamos una receta simple y sencilla.

La sopa de pollo contiene una diversa cantidad de ingredientes ricos, sanos y naturales ricos en sodio, que es un elemento muy efectivo para aliviar la inflamación de la garganta. Además, estarás bebiendo líquido y podrás comer con mayor facilidad pese a la irritación y el dolor.

Remedios caseros para el dolor de garganta: tomate una sopa de pollo
Remedios caseros para el dolor de garganta: tomate una sopa de pollo

Ahora que ya has visto las recomendaciones de RemediosCaseros.gratis. ¿Qué esperas para decir adiós al dolor de garganta?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here