No en todas las personas, pero sí en la mayoría… ¿Quién de nosotros no ha tenido algún granito en su vida o ha padecido acné durante su adolescencia o adultez? Sí que hay tratamientos dermatológicos que pueden tratar este acné, pero ¿has probado los remedios caseros para el acné?

Opta por las formas más naturales y desde casa.

Primero de todo debemos saber que si el acné no es tratado puede dejarnos cicatrices en la piel.

Remedios caseros para el acné: ¿por qué se genera?

El acné se produce cuando los folículos pilosos se llenan de grasa y células muertas de la piel.

Esta enfermedad puede surgir por diversos factores. Entre ellos están la secreción exagerada de ácidos grasos libres producidos por estímulo hormonal de las glándulas sebáceas, el taponamiento del folículo piloso y consecuente inflamación del mismo.

Los lugares más comunes donde se manifiesta el acné son: frente, mejillas, nariz, cuello, espalda, pecho, hombros y glúteos.

Para ayudar a cuidar tu piel vamos a compartirte unos remedios caseros para el acné.

Remedios caseros para el acné: té verde

El té verde tiene una serie de componentes que contienen antimicrobianos y antioxidantes que ayudan a combatir el acné.

Para realizar esta operación y obtener sus efectos, es necesario una taza de té verde frío para hacer un lavado facial o colocar una bolsita en las zonas afectadas.

Remedios caseros para el acné: la miel

La miel contiene una serie de propiedades antibióticas que pueden ayudar a quitar el acné o a reducirlo.

Solo tienes que aplicarte la miel como si fuera una mascarilla y hacerlo en las zonas afectadas. Puedes dejártelo en la cara por un máximo de 30 minutos y así hará más efecto.

Posteriormente, lávate la cara y aplícate alguna crema hidratante y que sea sobretodo libre de aceites (Oil-free).

Remedios caseros para el acné
Remedios caseros para el acné

Remedios caseros para el acné: menta, yogurt y avena

Preparar este remedio casero para el acné es muy fácil. Simplemente debes mezclar un par de cucharadas de menta fresca troceada, dos cucharaditas de yogurt natural y avena.

Con ello creas una mascarilla que tienes que dejar actuar en tu cara al menos 10 minutos para que esta realice su efecto. Seguidamente, enjuágate la cara con agua fresquita y repite este proceso un par o tres veces por semana.

Remedios caseros para el acné
Remedios caseros para el acné: menta

Remedios para el acné: aspirinas

Las aspirinas también son una opción de remedios caseros para el acné. No porque puedas crear una aspirina en tu casa, sino porque en todas las casas siempre hay aspirinas en el botiquín.

Las aspirinas contienen ácidos salicílicos y, por eso, son un muy buen tratamiento para el acné.

Trata de coger cuatro pastillas y mezclarlas con un poco de agua creando una así una mascarilla y aplícala por las zonas afectadas.

Con este tratamiento vas a conseguir secar las espinillas y reducir la inflamación del granito o espinilla.

Remedios caseros para el acné
Remedios caseros para el acné: aspirina

Remedios naturales para el acné: manzanilla

Esta también es una buena opción si estás buscando remedios caseros para el acné.

Es muy simple. Abre una bolsita de manzanilla y mézclala con un poquito de agua para crear así una mascarilla.

Aplícate la mascarilla en la cara. Esto hará que la inflamación de tu acné disminuya considerablemente.

También puedes hacer una manzanilla de forma normal en una taza. Prepara un té y espera a que este se enfríe. Seguidamente, aplícalo con un algodón por las zonas afectadas para conseguir así el mismo efecto.

Para acabar, aclárate la cara con agua.

Remedios caseros para el acné

Remedios caseros para el acné: aloe vera

El aloe vera es muy conocido por sus propiedades curativas. Por eso, también es otro de los remedios caseros para el acné que te recomendamos.

Este puede promover la curación, combatir infecciones e incluso reducir cicatrices. Es un método muy clave para hidratar la piel y conseguir que ese grano se reduzca considerablemente.

Por eso, cuando combatamos el acné podemos seguir aplicando esta planta natural para suavizar las cicatrices que nos han dejado los granitos si fuera el caso.

Entonces, lo que tenemos que hacer es raspar la planta de aloe. Puedes hacerlo con una cuchara o con algún instrumento y aplicarlo como si fuera una mascarilla por las zonas afectadas.

Por otro lado, otra opción es comprar un gel de aloe vera. Pero tenemos que asegurarnos de que es aloe vera puro y que no contiene ningún ingrediente adicional.

Remedios caseros para el acné
Remedios caseros para el acné: aloe vera

El limón

El limón es una fruta que puede utilizarse como exfoliante para la piel. Incluso, puede ser un desinfectante para hacer desaparecer o reducir las cicatrices y evitar también la formación de nuevas espinillas.

Por eso, también es una opción entre los remedios caseros para el acné.

Podemos exprimir el limón y aplicar el zumo con un algodón en las zonas afectadas durante un máximo de 10 minutos. Luego, debemos lavarnos la cara con agua fresquita. No se recomienda en ningún caso practicar esta acción de forma diaria.

El vinagre de manzana

El vinagre de sidra de manzana contiene ácido málico y láctico que pueden exfoliar, reducir las marcas rojas y tratar el acné.

Para usarlo, mezcla partes iguales de vinagre de manzana y agua. Aplícalo sobre la piel con una bolita de algodón. Se recomienda colocar el líquido en una botella y agitarlo antes de cada uso.

Remedios caseros para el acné: vinagre de manzana

Estos han sido algunos de los remedios caseros para el acné que te hemos podido ofrecer desde RemediosCaseros.net.

Aquí, todos son ingredientes que podemos conseguir con facilidad y son muy rápidos de hacer. Desde luego, lo más importante es que son muy eficaces.

Desde aquí pensamos que antes de someterte a tratamientos dermatológicos pruebes estos remedios caseros para el acné. ¿Lo probarías?

¡Saludos!

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here